reflexión

Aférrate a las promesas de Dios

Conoces a alguien que no ha cumplido sus promesas? El cheque prometido que no llega, el obrero que no se presenta, tu enamorado que no llama. Puedes estar seguro de que las personas te van a decepcionar.